El Nuevo Poder en el Siglo XXI (Un Futuro Diferente nº 129) por Oswaldo Enrique Faverón Patriau

August 21, 2018

El Nuevo Poder en el Siglo XXI (Un Futuro Diferente nº 129) por Oswaldo Enrique Faverón Patriau

Titulo del libro: El Nuevo Poder en el Siglo XXI (Un Futuro Diferente nº 129)

Autor: Oswaldo Enrique Faverón Patriau

Número de páginas: 141 páginas

Fecha de lanzamiento: December 13, 2017

Descargar Leer on-line

Oswaldo Enrique Faverón Patriau con El Nuevo Poder en el Siglo XXI (Un Futuro Diferente nº 129)

El Nuevo Poder en el Siglo XXI (Un Futuro Diferente nº 129) por Oswaldo Enrique Faverón Patriau fue vendido por £7.50 cada copia. Contiene 141 el número de páginas.. Regístrese ahora para tener acceso a miles de libros disponibles para su descarga gratuita. El registro fue libre.

Predecir el futuro nunca ha sido una tarea sencilla. Si bien muchos han especulado acerca de ello, es imposible tener una mirada exacta de lo que sucederá. No obstante, sí es posible tener un acercamiento de cómo serán los próximos años en nuestro planeta, ya sea porque hay acontecimientos programados, cálculos científicos o especulaciones.
Las predicciones para el 2050 muestran un gigantesco progreso científico sobre todo en lo relacionado a tecnología espacial. Aquí hay un dato interesante y es que los grandes éxitos que se alcanzarán estarán muchas veces, y cada vez más, en manos de compañías privadas. ¿Estaremos entrando a una era de feudos económico-tecnológicos? ¿Una era en que los negocios y la tecnología irán de la mano, y en la que el mundo se comenzará a dividir entre quienes tienen la propiedad de estos emporios de ciencia y poder y quienes no participaron nunca en la revolución que estamos viviendo? Las bolsas de valores del mundo son una forma de participar, con poco capital, de este nuevo mundo que se está acuñando en nuestro alrededor. Una compra realizada hoy, sabe Dios a dónde nos llevará a nosotros o a nuestros descendientes en un futuro que no solo está no muy lejano, sino que nos está alcanzando y por momentos incluso sobrepasando.
El mundo nos depara éxitos que hasta hace poco solo los podíamos visualizar en nuestra imaginación, y diversas naciones que antes solo eran testigos de los éxitos norteamericanos competirán duramente con ellos, por ejemplo: el telescopio James Webb Space, el cual será significativamente más potente que el Hubble; la primera estación espacial de uso comercial, que servirá específicamente como un hotel; India enviará al espacio por primera vez una misión tripulada; China construirá su primera estación espacial; SpaceX, la compañía de Elon Musk, enviará su primer cohete de carga hacia Marte; se concluirá la construcción del telescopio «Magellna» que será el más largo jamás hecho; si todo va de acuerdo a lo programado, SpaceX enviará su primera misión tripulada a Marte. La NASA hará lo propio. Mientras que China enviará una misión tripulada a la Luna, seguido por Rusia, un año después.
Se llevará acabo el ambicioso proyecto espacial Breakthrough Starshot, este, entre otras cosas, enviará micronaves espaciales impulsadas por velas solares hacia el sistema Alfa Centauri (el más cercano a la Tierra, localizado a una distancia de 4,37 años luz) al 20% de velocidad de la luz. Tardará entre 20 y 30 años en alcanzar su destino, y otros 4 años en comunicar a la Tierra su llegada.
Hasta que vemos lo que pasará en la conquista del espacio, era importante hablar de ella, porque es una manera de ver como la tecnología que se está inventando hoy posesiona a las empresas y a sus dueños ya no solo en un mundo diferente, sino en un universo que antes solo podíamos ver como parte de una nación, y que ahora estará muy posiblemente en manos de privados.
Estas grandes compañías privadas en algún momento tendremos que verlas como naciones, organizaciones que estarán en todas partes, pero que tomarán solo lo mejor de cada lugar a donde vayan. Esto les dará, sin duda, una gran ventaja sobre los países que si tendrán que cargar a cuestas una carga social.
Otra ventaja inherente a lo que está sucediendo con la tecnología, viene dado, por la manipulación a la que los países se pueden ver afectos, como el caso de las elecciones norteamericanas, donde se acusa a hackers rusos de haber lo grado la ventaja de Trump sobre Clinton; las compañías de tecnología no se ven afectadas por estas manipulaciones, puesto que no son organizaciones democráticas sino que todo está dado por el poder de quien detenta la propiedad y para estos no hay periodos que limiten nada. Organizaciones tecnológicas, flexibles, con acceso a mucha información, flexibles y con la capacidad de contratar a los mejores cerebros de nuestro mundo y crear mundos paralelos de alcanzar realidades hasta ahora inimaginables.